Como en Alta Mar

Presentación de la Obra

La aparición de un libro de poesías en cualquier momento y en cualquier lugar, es una esperanza rejuvenecedora para el mundo y un motivo personal para cambiar y reinventarse.

Con enorme placer leeremos los poemas de “Como en alta mar” en el que su autora, Clarisa Carrasco, desgrana el código de las palabras con gran sensibilidad estética.

Su poesía es un gran mar en el que todo cabe: la alegría nueva, el amor de siempre y la renovada sorpresa admirativa. En sus poemas hay audacia, meditación y profundidad sin que falten notas de melancolía y frescura.

Recurre a la magia de las palabras en esta lengua tan hermosa y tan rica y “jugando” con ellas surgen de sus versos imágenes brillantes; fuertes, cuando necesitan serlo; oníricas, a veces; misteriosas algunas, por la falta de explicación de la creación artística.

Hay en estos versos interrogantes que acechan; en sus evocaciones hay ecos y reflejos, pero siempre en palabras cinceladas, melodiosas, profundas, intuitivas, que entregan, con la firme delicadeza de sus figuras, la hondura del pensamiento contenida en formas, conceptos e imágenes que descubren en su autora un espíritu sensible, exigente y maduro, y un logrado dominio de la estructura estética.

Su poesía, si bien moderna, está fuera del tiempo, tampoco adscripta a corrientes literarias determinadas. Sus versos no aspiran a ser la expresión incondicionada de su subjetividad, por lo que el lector, frente a esta poesía, la cargará de sentido a expensas de su propio mundo de experiencias y de su vida interior.

Clarisa Carrasco nació en América, provincia de Buenos Aires, y como ella lo confiesa, escribe... desde siempre.

Su amor por las palabras, su sensibilidad y su vocación humanística, alimentada por sus estudios académicos, se han convocado en esta publicación con un lenguaje elaborado, sugestivo cuyo centro pareciera ser más imagen que el concepto.

Ha sido distinguida con premios y publicaciones en antologías por su presentación en concursos de poesía a nivel nacional.

¡Qué buen estímulo para la sociedad la aparición de un libro de poemas de una autora, que además de demostrar su calidad, coincide con Neruda cuando dice que la poesía no es de la escribe sino de quien la necesita!

En un mundo en el que la poesía parece algo olvidada, celebramos este regalo feliz y más que oportuno.

Ada Ruth García Dopico